La dieta en el embarazo es importante para el peso futuro del niño

Categoría(s):

Los investigadores querían comprender los cambios dinámicos del crecimiento que ocurren desde la niñez hasta la adolescencia debido a la nutrición materna durante el embarazo. En particular, querían ver si hay períodos distintos entre el nacimiento y la adolescencia en los que las tasas de aumento de peso son más susceptibles a los efectos de programación de la nutrición durante el embarazo.

El equipo de investigación examinó datos de 1.459 parejas de madres e hijos. Midieron tres índices dietéticos: el Índice Inflamatorio Dietético (DII), la puntuación de la dieta mediterránea y el Índice Alterno de Alimentación Saludable para el Embarazo (AHEIP), a través de cuestionarios alimentarios completados por las madres durante el embarazo. El peso y la altura del niño se midieron varias veces entre el nacimiento y la adolescencia, y se calculó el IMC.

Una dieta de estilo mediterráneo tiene propiedades inflamatorias bajas y es rica en fuentes de vitamina D, ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y otros nutrientes beneficiosos para la salud de la descendencia.

Los resultados revelaron que la nutrición materna durante el embarazo podría tener un efecto a largo plazo en la trayectoria del peso de los niños. Hay períodos de desarrollo específicos en los que la nutrición durante el embarazo puede afectar el crecimiento de la descendencia.

Por ejemplo, una dieta de embarazo con alto potencial inflamatorio se asoció con tasas de crecimiento del IMC más rápidas en niños de entre tres y diez años. La menor adherencia a la dieta mediterránea durante el embarazo se asoció con un mayor índice de masa corporal durante la adolescencia. Sin embargo, la puntuación AHEIP de las madres no fue un predictor de la trayectoria de crecimiento de su hijo.

El Dr. Monthé-Drèze enfatizó, «Es importante asesorar a las mujeres embarazadas o que planean quedar embarazadas sobre la importancia de una dieta saludable durante el embarazo. En particular, las mujeres que están embarazadas o pueden quedar embarazadas deben considerar una dieta mediterránea, que no solo puede beneficiar su salud sino también puede ayudar a su hijo a mantener un peso saludable «.

Ella explica que investigaciones anteriores han demostrado que los alimentos que se consumen durante el embarazo pueden influir en el metabolismo, los comportamientos alimentarios y las preferencias alimentarias del niño. Además, es probable que la elección de alimentos de las mujeres embarazadas sea similar a la que ofrecen a sus hijos. Por lo tanto, es posible que la nutrición de una madre embarazada esté relacionada con problemas de peso a largo plazo en la descendencia.

Ella aconseja a los proveedores de atención médica que estén atentos a los niños con alto riesgo de aumento de peso en función de los hábitos dietéticos de la madre durante el embarazo, promoviendo así opciones alimentarias saludables y nutritivas. Además, agrega que las necesidades nutricionales individuales durante el embarazo varían, por lo que las mujeres embarazadas deben consultar a su proveedor de atención médica para elegir la dieta más adecuada.

Fuente: Medindia


El presente contenido tiene fines únicamente informativos. Ninguna publicación de este u otro sitio web reemplaza la consulta médica.


Deja un comentario